BEBÉS PREMATUROS

Monday, December 12, 2005

“La importancia de estimular los sentidos del bebé”


Son diversos los factores que influyen en el crecimiento de un niño. Se trata de factores genéticos, hormonales, nutricionales y afectivos. Si bien es cierto que a lo largo de la infancia los chicos desarrollan naturalmente todos los sentidos, los padres pueden hacer que esta tarea sea más productiva a través de una estimulación progresiva. Uno de los placeres más grande de cualquier padre es ver cómo su hijo descubre el mundo que lo rodea a través de sus sentidos. Se trata simplemente de compartir su felicidad cuando ve un perro, su alegría cuando escucha música, sus gestos cuando algo no le gusta, su placer al probar algo sabroso y su respuesta cariñosa cuando sus padres lo abrazan.
Pero para que estas alegrías se manifiesten, el niño necesita, antes que cualquier otra cosa, ser querido.
Los recién nacidos llegan al mundo con sus cinco sentidos listos para absorber el bombardeo de estímulos que irán recibiendo a lo largo de sus vida.
Si bien las capacidades sensoriales de los bebés se desarrollan naturalmente, los padres pueden hacer muchas cosas para ayudarlos en esta tarea.

VISTA:
Hace mucho tiempo, los padres y expertos en desarrollo infantil pensaban que los recién nacidos podían ver normalmente. En realidad, los chicos pueden ver, desde el momento en que nacen, pero en forma borrosa, porque el lente en el ojo del recién nacido no se ajusta para enfocar los objetos a diferentes distancias. Es por esta razón que el enfoque de sus ojos va de los 20 a los 40 centímetros frente a él, que es precisamente la distancia que hay entre el bebé y el rostro de los padres cuando lo tienen en brazos.

AUDICIÓN:
Los recién nacidos escuchan sorprendentemente bien al nacer y los atrae sobre todo las voces de tonos altos.
A los cuatro meses el bebé se volverá más sensible al tono de voz, a los seis comenzará con el proceso de desarrollo del habla, a los 8 meses reconocerá el nombre de las personas que lo rodean y a los 10 meses comprenderá el significado de la temida palabra “no”.
Después de los primeros 18 meses de vida comenzará a aprender palabras nuevas a un ritmo sorprendente. A los 3 años ya manejará la mayoría de las palabras que utilizará en el futuro en una conversación cotidiana.

GUSTO:
Los bebés nacen con la capacidad para diferenciar gustos dulces, agrios, amargos y salados.
Es por esta razón que los pediatras recomiendan exponer a los chicos a tantos alimentos nuevos como sea posible para desarrollar el gusto por completo a través de una dieta equilibrada.

OLFATO:
Este sentido está muy bien desarrollado en los recién nacidos. Un estudio de la Universidad de California confirmó que pueden distinguir entre diferentes aromas y aprender respuestas complejas al aroma en las primeras 48 horas de vida.

TACTO:
Este es el sentido más importante para los bebés. Los recién nacidos necesitan ser tocados, acariciados y abrazados para sentir el cariño de quienes los rodean.
Durante los 6 meses iniciales de la vida, los bebés aprenden a golpear objetos, después a tomarlos y finalmente a manipularlos. Los sonajeros y los animales suaves de pelo son buenos juguetes para el desarrollo del tacto.
Para estimular la motricidad es importante que los bebés conozcan las diferentes texturas de los objetos que los rodean.

El bajo peso al nacer

Síntomas del embarazo

Complicaciones en los bebés prematuros

Estimulación temprana

BEBÉS PREMATUROS

0 Comments:

Post a Comment

<< Home